icon
icon
icon




Empezá hoy!!!

Ejercicio Físico


El ritmo de vida actual predispone al sedentarismo. Para estar saludable, mejorar el estado de ánimo y combatir el estrés es fundamental moverse.

El avance en el ámbito de la medicina logró incrementar enormemente la edad media promedio hasta los 75 años. Muchas enfermedades que siglos atrás provocaban la muerte hoy se curan con solo algunas pastillas. Autos, cocinas, heladeras, lavarropas, estufas y teléfonos, entre millones de inventos más, han facilitado y mejorado la vida de las personas. Sin embargo, de la mano del progreso tecnológico también han aparecido nuevas enfermedades: bulimia, anorexia, ataques de pánico y estrés son alguno de los males que padece el ser humano hoy. Gran parte de los empleos actuales se desarrollan en lugares cerrados en donde los trabajadores permanecen sentados la mayor parte de su día. La falta de actividad física genera problemas de sobrepeso y obesidad. A su vez, el hecho de estar 8 horas diarias en una misma posición, no siempre correcta desde el punto de vista postural, genera dolores y problemas de columna.

 

El cuerpo humano ha sido diseñado para moverse. De hecho, su musculatura y esqueleto representan el 70% de la masa corporal. Es por ello que necesita realizar ejercicio físico de manera regular para mantenerse funcional y evitar enfermar.

 

La “actividad física” es todo movimiento corporal que conlleva gasto energético, mientras que el “ejercicio físico” es todo movimiento programado y estructurado para mantener o mejorar el estado físico.

Cuando la actividad física no alcanza el mínimo necesario para mantener un estado saludable, se habla de sedentarismo.

Caminar, correr, nadar y andar en bicicleta son sólo algunas de las actividades que podes realizar cuyos beneficios repercuten en todo tu organismo. A nivel cardiovascular, el ejercicio mejora la circulación sanguínea, reduce el riesgo de padecer arterioesclerosis e infartos, y regula el nivel de colesterol y triglicéridos en la sangre. Además regulariza las funciones de tu aparato digestivo, previene hipertensión y la diabetes, también mejora tu capacidad pulmonar ya que incrementa la captacion de oxigeno en los pulmones.

 

Hacer deporte te ayuda a fortalecer músculos, ligamentos, tendones y la densidad ósea. Otro de los beneficios de hacer ejercicio es que estabiliza el apetito, impidiendo que aumentes de peso. Se ha descubierto, además, que la práctica regular de algún tipo de ejercicio alarga y mejora la calidad de vida. Son numerosos los estudios que demuestran que realizar ejercicio no solo fortalecerá tu salud, sino que también mejorara tu estado de ánimo, ayuda a conciliar el sueño, combate la ansiedad, el estrés y la depresión, mejora tu imagen personal, haciendo que te se sientas mejor contigo mismo.

 

NO ESPERES UN DÍA MAS!!!

Las primeras caminatas pueden ser de 30 minutos a paso regular, tres veces a la semana, para ir aumentando hasta llegar a los 45 minutos.

NO TENES MEDIA HORA PARA DEDICARLE A TU BIENESTAR!!!

ARRANCÁ HOY!!!

 

Fuente: Ejercicios Físicos. Para disfrutar de un cuerpo radiante. Colección vida sana y medicina natural. Editorial Sol90. Buenos aires 2005


productos naturales el herbolario