icon
icon
icon




Menopausia...

CIMICIFUGA RACEMOSA


Es importante que tengamos claro que la Menopausia no es una enfermedad. Debe considerarse como una etapa más en la vida de la mujer. Es el proceso normal que deberá afrontar toda mujer al acercarse a una edad de entre 40 y 50 años, en la cual se

 

El cuerpo femenino en esta etapa de la vida experimenta una serie de cambios orgánicos consecuencia directa de la falta de estrógenos (hormonas sexuales femeninas).

 

Para algunas mujeres, la falta de estrógenos se traducen en síntomas soportables; sin embargo, otras muchas sufren física y emocionalmente las consecuencias de la ausencia hormonal. Estos síntomas son variados y no se presentan en todas las mujeres ni en la misma intensidad. Los más comunes son:

 

       Sofocos, acompañados de calor, enrojecimiento facial y sudoración.

 

       La irritabilidad, la ansiedad, el nerviosismo y el insomnio son las afecciones más frecuentes, aunque hay quien llega a padecer depresión.

 

       Sequedad vaginal, las paredes de la vagina se hacen más frágiles y delicadas y se reduce la humedad natural.

 

       Descalcificación de los huesos. El deterioro óseo favorece el desarrollo y aparición de la osteoporosis.

 

       Tendencia a engordar, es habitual un incremento lento y progresivo de peso de 2 a 3 kilos, y un cambio en la distribución de la masa grasa, lo que se traduce en un aumento del volumen de grasa en la zona abdominal.

 

Una alternativa natural, para afrontar esta etapa de la vida de toda mujer, se nos presenta en una hierba medicinal llamada Cimicífuga Racemosa. Esta hierba originaria de América del Norte, presenta tres actividades farmacológicas: Antiinflamatoria, Hipotensora y Reguladora Hormonal.

 

Diversos estudios científicos han demostrado que el aporte de Estrógenos de la Cimicifuga Racemosa se traduce en la reducción de síntomas menopáusicos tales como sofocos, palpitaciones, insomnio, depresión, dismenorreas y ansiedad en el 80% de los casos. En la actualidad más de un millón y medio de europeas consumen extractos de Cimicífuga con estos propósitos.  

 

Los extractos de la hierba pueden ser indicados como terapia de reemplazo hormonal en casos en que esta esté contraindicada, pudiéndose administrar sin peligro durante 3 a 6 meses continuos, según se desprende de la experiencia clínica realizada con más de 1.700 pacientes.

 

Fuentes: “Tratado de Fitomedicina” – Dr Jorge Alonso – Editorial ISIS

               “Manual de Medicina Naturista” – Dr J. L. Berdonces – Editorial OCEANO AMBAR


productos naturales el herbolario